¿Cómo debe ser una rampa accesible?

Ortopedia CETEO

Uno de las mayores ayudas para las personas con discapacidad en materia de accesibilidad son las rampas; resulta la opción más viable para garantizar los accesos en sustitución de las escaleras. Para ello y según la normativa actual, tenemos que tener en cuenta:

  • La pendiente: dependiendo de la longitud; si es menor de 3 metros no debe superar el 10% de desnivel, si mide entre 3 y 6 metros, la inclinación máxima será del 8%, y si mide más de 6 metros no puede superar el 6%.
  • La anchura: tienen que tener 1,2 metros de ancho como mínimo.
  • La longitud: variará según el contexto, aunque la extensión máxima es de 9 metros.
  • Accesos: tienen que ser antideslizantes y disponer de doble barandilla y de un zócalo o bordillo para que no haya accidentes.

Si en tu domicilio hay alguna falta de accesibilidad en este sentido, puedes contactar con nosotros y un técnico especialista en accesibilidad y productos de apoyo se desplazará para buscar las mejores soluciones.

¡Pregúntanos sin compromiso en el teléfono 983 227 174!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.

Si continúa navegando o pulsa el botón ACEPTAR, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies