La importancia de la desinfección de los productos de apoyo

Ante la crisis sanitaria debemos extremar las medidas de limpieza y desinfección personales pero también de nuestros productos de apoyo, siendo recomendable efectuarlas cada vez que volvamos a casa después de cualquier salida a la calle. 

El alcohol diluido al 75% es la protección más efectiva para usuarios de productos de apoyo, principalmente las sillas de ruedas. Es importante llevar un desinfectante a mano para las manos y partes de la silla de ruedas que se tocan más a menudo como los reposabrazos, el control de joystick en una silla eléctrica o los aros de empuje en una silla manual. Otras maneras de prevenir la propagación siendo usuario de productos de apoyo, son el uso de guantes desechables, mantener la distancia social de 1,5 metros, evitar en la medida de lo posible las multitudes  y asegurarte de que en caso de tener cuidador, éste también cumpla las medidas de higiene personal.

Por otro lado, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha asegurado que las sillas de ruedas no son un riesgo de transmisión del coronavirus. El doctor Simón dejó claro que el virus puede quedar depositado en superficies durante un periodo de tiempo en condiciones ideales, pero la transmisión a través de superficies no es tan eficaz. Aún así, por cuestiones de higiene y de prevención, la recomendación sigue siendo la desinfección frecuente.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.

Si continúa navegando o pulsa el botón ACEPTAR, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies